Ruta por los pueblos de la costa de Vizcaya

“Me encantaría hacer una escapada y visitar los pueblos de la costa de Vizcaya”

Esa fue la excusa para iniciar nuestra ruta por el País Vasco en coche, un simple deseo que nos propusimos hacer realidad lo antes posible. Nuestra pretensión era visitar algunos de los pueblos y lugares más bellos de la costa de Vizcaya (o Bizkaia, en euskera) en los 4 días que teníamos por delante.

La brisa marina, ese verde intenso que se mezcla con el azul de las olas del mar y la comida exquisita que caracterizan estas tierras nos llamaba terriblemente la atención. Aquí todo es tan distinto, que hasta los días grises y lluviosos se celebran, porque es posible surfear con olas aún más bravas que las que azotan las playas de Euskadi con buen tiempo.

En este artículo os presentaremos la ruta por el País Vasco en coche que hicimos durante casi 4 días, durante el puente de mayo. Os explicaremos también nuestra experiencia e información interesante sobre los pueblos de Vizcaya que tuvimos el placer de visitar. ¿Comenzamos?

Ruta por el País Vasco en 4 días por libre

Ruta por los pueblos de Vizcaya: Bosque de Oma

Vistas antes de entrar al Bosque de Oma

Amanece lluvioso en Bilbao, un recibimiento muy norteño para iniciar nuestra ruta. Durante nuestro viaje por la costa de Vizcaya, tenemos pensado visitar algunos de los pueblos más representativos del País Vasco, como Bermeo, Mundaka y Lekeitio. También queríamos visitar lugares de un profundo valor simbólico, como San Juan de Gaztelugatxe, Oma y Guernika.

Mapa de Vizcaya con los pueblos de nuestro itinerario

En este mapa os dejamos el itinerario que seguimos durante nuestra ruta por el País Vasco en coche. En Bizkaia hay muchos pueblos bonitos que habría que ver al menos una vez en la vida, así que esto es solo una propuesta:

Pueblos que hay que ver una vez en la vida por la costa de Vizcaya

Al salir de Bilbao por la carretera BI-631 en dirección a Bermeo comenzamos a entender la naturaleza del norte: la niebla que cubre los picos de las montañas, el verde frondoso que se adueña de los bosques y la soledad de los pueblos que nos encontramos por la carretera. Quedamos enamorados de los tradicionales caseríos, con sus tablones de madera y las flores adornando las ventanas.

La carretera serpentea entre el verde de los árboles y la lluvia comienza a arreciar. Nuestra idea para el primer día era visitar San Juan de Gaztelugatxe, pero después de hacer una parada en un mirador cercano, desestimamos la idea. Finalmente, decidimos ir directos hasta Bermeo.

Bermeo

Ruta por los pueblos de Vizcaya: puerto viejo de Bermeo

Puerto viejo de Bermeo

La localidad de Bermeo era una de las paradas obligatorias en nuestra ruta por el País Vasco en coche. Y no es para menos, ya que es uno de los pueblos más bonitos de la costa vizcaína. Se encuentra dentro de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai, un territorio protegido por su belleza natural y paisajística.

Comenzamos nuestro paseo por Bermeo y uno de los primeros enclaves que vemos es la plaza central del pueblo, llamada “Sabino Arana Goiri”. Aquí pudimos ver el Ayuntamiento de Bermeo y la Iglesia de Santa María, muy original con sus columnas de estilo griego.

Continuamos con nuestro paseo, en el que vimos a diferentes personas ataviadas con el traje popular vasco, como esperando al inicio de alguna fiesta que desconocíamos. Así caminamos hasta llegar al Puerto Viejo, en el que vimos un gran barco ballenero amarrado y los tradicionales edificios estrechos de colores que rodean el puerto. A los pies de cada uno de ellos, muchos restaurantes y bares en los que comer deliciosos pintxos de la tierra.

Nosotros optamos por comer en el bar Kafe-Loidxie, después de haber visitado el museo de los Arrantzales (pescadores) en la Torre Ercilla, cuya entrada es gratuita los sábados. Después de un pequeño chaparrón, emprendimos de nuevo el camino en dirección a nuestro alojamiento, el Ecohotel Mundaka. Escogimos este hotel como sede principal para los 4 días de nuestra ruta por el País Vasco en coche por dos razones: la ubicación (ideal para moverse por Vizcaya) y sus coquetas instalaciones.

El día continuó lluvioso hasta nuestra llegada a Mundaka, y la idea para el domingo era visitar el famoso bosque de Oma. Por eso, no pudimos dar una vuelta tranquilamente por este bonito pueblo surfero hasta el lunes por la mañana, antes de partir de nuevo hacia Bilbao.

Bosque de Oma

Ruta por los pueblos de Vizcaya: Bosque pintado de Oma

Una de las obras del Bosque pintado de Oma

El Bosque pintado de Oma era una de las excursiones que queríamos hacer durante nuestra ruta por el País Vasco en coche. Por eso nos despertamos pronto y salimos en dirección al bosque, que se encuentra a 27 minutos de Mundaka. El día seguía lluvioso, pero no resultaba molesto. Al llegar a las inmediaciones del bosque vimos que teníamos unos 2,2 km de camino hasta llegar a la zona donde se encuentra la obra pintada. El camino resultó muy agradable, incluso aunque tuviéramos que compartir un pequeño paraguas entre dos.

Nos encontrábamos solos rodeados de naturaleza y pudimos escuchar nuestros pasos cuando hacían crujir la tierra mojada. Los pinos por esta zona son enormes y nos acompañaron durante todo el trayecto, deseosos de que encontrásemos a sus compañeros “encantados”. Y por fin, dos árboles con unos labios pintados nos dieron la bienvenida. El bosque de Oma cuenta con 47 obras diferentes repartidas por el terreno (ojos, individuos, formas geométricas…) y la experiencia resultante es realmente espectacular.

En nuestro artículo sobre el Bosque de Oma os hablamos exclusivamente de este lugar encantado, así como de su autor – Agustín Ibarrola – y el mensaje que quiso transmitir al realizar esta obra. Para nosotros, fue uno de los puntos fuertes de nuestro viaje por Bizkaia.

Salimos del bosque hambrientos y descubrimos gracias a Tripadvisor un restaurante cercano con muy buena pinta. Se trata del restaurante Ermintxo, que se encuentra en la localidad de Ea. Reservamos mesa y pudimos disfrutar de dos platos con ingredientes autóctonos: ensalada de pulpo vasco, solomillo y pescado en salsa verde. Es quizás un poco caro, pero merece la pena comer aquí si tenéis la oportunidad.

Lekeitio

Ruta por los pueblos de Vizcaya: Lekeitio

Vista del puerto de Lekeitio

Antes de terminar el día, decidimos visitar Lekeitio. Muchos locales nos lo habían recomendado durante los días previos. Tenemos que decir que el sol y el buen tiempo cuentan mucho a la hora de apreciar una localidad. Lekeitio, en concreto, nos gustó por su ambiente marítimo pero no nos enamoró. Seguramente, por eso que hemos dicho en líneas anteriores: la luz del sol potencia la belleza de cualquier lugar.

En Lekeitio aprovechamos para visitar su pequeño faro, que se encuentra solitario en uno de los extremos de la localidad. Tuvimos la suerte de poder disfrutarlo a solas, aunque el tiempo volvió a decidir por nosotros y tuvimos que huir rápidamente hacia el coche. El domingo se terminaba y aprovechamos para hacer una visita exprés a Guernica. Llegamos cuando estaba oscureciendo y solo nos dedicamos a pasear en silencio por el memorial al bombardeo. Pone los pelos de punta imaginar lo que ocurrió en ese pueblo, y más cuando eres consciente de que sucedió hace bien poquito, como aquel que dice. ¡Que el mundo no lo olvide nunca!

Regresamos a Mundaka con la esperanza de que, al día siguiente, pudiéramos contar con un cielo despejado para disfrutar de San Juan de Gaztelugatxe al 100%.

Mundaka

Ruta por los pueblos de Vizcaya: puerto de Mundaka

El puerto de Mundaka con sus casitas de colores

Amanece despejado, ¡por fin! Aquí, en el norte, el sol se agradece mucho y cuando aparece todo se ve distinto. El propio pueblo de Mundaka, que nos había decepcionado un poco cuando llegamos, amanecía radiante: las casas de colores del puerto se veían más vivas que nunca y el verde de la costa lucía encendido y espléndido.

Mundaka, igual que ocurre con otros muchos de los pueblos costeros que hay que ver en Vizcaya, forma parte de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai. Esta pequeña localidad se ha convertido en un referente internacional gracias al surf. Según los expertos en la materia, aquí se puede disfrutar de “una de las olas de izquierda más largas del mundo”, principalmente en otoño.

Ruta por los pueblos de Vizcaya: playas de Mundaka

Viendo surfear a los locales, en Mundaka

Aquí pasamos las 2 noches que estuvimos por la costa de Bizkaia, así que Ana se informó un poquito sobre la historia de esta localidad. Por lo visto, la palabra Mundaka proviene de las locuciones “munda aqua” (agua cristalina), ya que eso fue lo primero que llamó la atención a los primeros colonos de la zona. Según la leyenda, en el siglo X arribó a la costa de Mundaka una princesa escocesa desterrada. Su hijo, llamado Jaun Zuria, se convertiría en el primer señor de Vizcaya.

Más allá de datos curiosos, este bonito pueblo surfero es un excelente punto de referencia para moverse por los pueblos de Vizcaya (nosotros estuvimos en el Ecohotel Mundaka, del que os hemos hablado más arriba). Además, tiene una preciosa ermita en uno de los extremos: la ermita de Santa Catalina. El edificio original fue destruido por el mar y las tormentas. El que os encontraréis ahora, data del año 1879, aunque conserva partes de la original. ¡Es realmente bonita!

Ruta por los pueblos de Vizcaya: ermita de Santa Catalina

Ermita de Santa Catalina, en Mundaka

San Juan de Gaztelugatxe

La siguiente parada de nuestra ruta por Vizcaya apuntaba directamente a uno de los símbolos de Euskadi: la ermita de San Juan de Gaztelugatxe.

Ruta por los pueblos de Vizcaya: San Juan de Gaztelugatxe

Ermita de San Juan de Gaztelugatxe

Os aconsejamos que llevéis calzado cómodo y ropa ligera, ya que el tramo que hay que recorrer para descender hasta el lugar donde empiezan los famosos escalones es bastante abrupto.

Después de recorrer todo el camino, llegamos al inicio del puente de dos arcos que une el islote con la península. Iniciamos así un ascenso por los 241 escalones que te conducen a través del mar hasta la ermita de San Juan, cuyo punto más alto se encuentra a 79 metros. Al final de los escalones podréis poner vuestro pie en la huella que supuestamente dejó San Juan Bautista aquí. Si la pisáis, ¡no tendréis callos en todo el año!

Según la leyenda, el santo fue capaz de llegar hasta el punto más alto del islote en tan solo 3 pasos. ¡Hay que tener mucha imaginación para pensarlo!

En el artículo que publicaremos los próximos días sobre San Juan de Gaztelugatxe encontrarás toda la información necesaria para visitarlo y disfrutar de una de las zonas más importantes de Vizcaya. Tras esta visita, continuamos con nuestra ruta por Vizcaya en coche hasta llegar a Bakio. Allí comimos en la Taberna Ur-Zabal, donde disfrutamos de unos cuantos pintxos frente al mar.

Recordad que la zona azul en Vizcaya es gratuita hasta el 15 de junio

Bilbao

Ruta por los pueblos de Vizcaya: Bilbao

Museo Guggenheim, al atardecer

La última estación de nuestro viaje por los pueblos de Vizcaya terminó, como no podía ser de otra manera, en la capital de Euskadi. Ana ya había estado en otras ocasiones, y para mí fue la primera vez. Debo reconocer que me sorprendió mucho, y para bien. Lejos quedan ya esos prejuicios que me hacían imaginar Bilbao como una ciudad masificada, gris y súper industrializada.

Durante el día que pasamos por Bilbao aprovechamos para visitar el Museo Guggenheim y fotografiarnos con el perrito Puppy (Jeff Koons, 1992), todo un símbolo de la capital. Después nos perdimos por el Casco Viejo y las famosas Siete Calles, el núcleo original a partir del cual nació la ciudad.

El día no dio para más, ya que el vuelo nos salía por la tarde-noche. A pesar de las pocas horas que anduvimos por Bilbao, nos fuimos con un sabor muy dulce por lo acogedora que nos resultó. Este viaje no tenía como propósito explorar la capital de Euskadi, sino los bonitos pueblos de Vizcaya que hay repartidos por la costa.

Por eso, esta es una excelente razón para volver por aquí algún día. Y estamos seguros de que será más pronto que tarde.

Ahora, nos gustaría invitaros a que os suscribáis a nuestra newsletter en el siguiente formulario. Recibiréis los últimos artículos de este blog el último lunes de cada mes, así como un montón de consejos para ahorrar en vuestros viajes por libre:

¡Suscríbete al blog!
Únete a nuestra comunidad y recibe los mejores consejos y artículos para viajar por libre cada mes

Ruta por los pueblos de la costa de Vizcaya
5 (100%) 2 votes
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Leave a Reply

Sé el primero en comentar

avatar
wpDiscuz