El Monte Fuji: un deseo viajero hecho realidad

La pagoda Chureito es el lugar perfecto para contemplar una estampa única: ver el Monte Fuji de fondo, rodeado de cerezos y en armonía de espíritu. Esa es la experiencia que andábamos buscando cuando llegamos a Fujikawaguchiko, el pueblo desde el que teníamos pensado visitar los alrededores del Monte Fuji. Y así lo hicimos: con un par de bicicletas fuimos a ver el Monte Fuji desde la pagoda Chureito y, después de ese momento único, decidimos continuar nuestra excursión de un día rodeando el lago Kawaguchi, otra preciosidad desde donde divisar el Fuji en todo su esplendor (siempre que el tiempo acompañe).

En este artículo te vamos a contar cómo llegar a la pagoda Chureito y una recomendación de excursión por los pueblos cercanos al monte Fuji hasta el lago Kawaguchiko.

El Monte Fuji desde la pagoda Chureito, en Japón

Excursión de un día para ver el Monte Fuji desde la Pagoda Chureito

La noche anterior había sido larga y bastante extraña, ya que tal y como os explicamos en el artículo sobre nuestros alojamientos de Japón, nos encontramos una desagradable sorpresa antes de ir a dormir. El caso es que, gracias a eso, al día siguiente los gerentes de la Guesthouse nos facilitaron dos bonitas bicicletas con las que pudimos hacer una excursión hasta la pagoda Chureito. Desde allí, veríamos el monte Fuji y después seguiríamos nuestro camino hasta el lago Kawaguchi. Sin duda, una ruta inesperada pero que acabó convirtiéndose en uno de los mejores días del viaje a Japón.

El Monte Fuji fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 2013.

Vistas desde la pagoda Chureito

En el siguiente mapa, os dejamos la ruta que seguimos con nuestras bicicletas. Probablemente, la que más os interese, es la de la capa con el nombre “De la pagoda Chureito al lago Kawaguchi“, ya que las otras indicaciones parten desde el hotel donde nos alojábamos. Aún así, os servirá para saber cómo llegar hasta la pagoda Chureito desde cualquier ubicación.

Cómo llegar a la pagoda Chureito para ver el Monte Fuji y seguir hasta el lago Kawaguchi

La forma más fácil de llegar hasta la pagoda Chureito es mediante la estación Shimo-Yoshida con la línea de trenes Fujikyu, por lo que es bastante fácil llegar desde Tokio.

Nosotros decidimos visitar el Monte Fuji un par de días antes de llegar a Tokio, donde pasaríamos los últimos 6 días de nuestro viaje. Si queréis ver cómo organizamos nuestra ruta por Japón, no os perdáis nuestro artículo en el que detallamos el recorrido de 20 días por Japón que realizamos.

Crónica de nuestra ruta en bici hasta la pagoda Chureito

Partimos por la mañana bien temprano con la ilusión de ver el Monte Fuji en todo su esplendor. Tenemos en mente ese momento idílico que todo viajero anhela conseguir para su memoria. Al fin y al cabo, ese era nuestro objetivo cuando decidimos hacer una noche en Fujikawaguchiko antes de encarar nuestra última semana en Tokio. El problema es que en agosto/septiembre las nubes invaden el techo de Japón y cuando salimos de nuestro hotel, el cielo estaba gris y tampoco nos dio señales de que le apeteciera cambiar de color.

La mejor época para ver el Monte Fuji es en los meses de invierno, cuando no hace tanto calor ni humedad y no está cubierto de nubes.

A pesar de todo, el hecho de contar con dos bicicletas de paseo nos llenó de ilusión, ya que movernos de esa manera nos encanta y nos da una libertad incomparable. La ruta que decidimos seguir es la que nos llevaba de forma directa a la pagoda Chureito, que se encuentra a menos de 1 hora en bicicleta desde nuestro punto de parida.

Escaleras que ascienden a la pagoda Chureito

Por suerte, el camino para llegar hasta la pagoda Chureito se hace ameno y divertido, ya que desde nuestro alojamiento es cuesta abajo. Al llegar a las inmediaciones de la pagoda, aparcamos la bicicleta – sin mucha seguridad ni preocupación – y comenzamos a explorar el lugar. En la entrada, nos encontramos con un enorme torii que nos da la bienvenida mostrándonos 400 escalones que, vistos desde abajo, parecen interminables.

Plano de la pagoda Chureito

Fuente original: http://www.arakurasengen.com/keidai.html

Nos encontramos solos, acompañados únicamente por el sonido de los árboles y de algún animal que se esconde entre la maleza. Las escaleras son agotadoras, pero el premio que se encuentra en la meta merece la pena. A estas horas, el cielo se ha abierto y hemos visto los primeros rayos de sol, así que eso nos da aliento para seguir adelante.

Vistas del Monte Fuji desde la pagoda Chureito

Al final de la escalinata llegamos, por fin, a la famosa pagoda Chureito. Se trata de una construcción de 5 pisos en el centro de una pequeña plaza rodeada de cerezos. Lástima que no sea época de floración, ya que el lugar sería mágico. Tras la pagoda, se encuentra el famoso balcón desde el que se puede ver el Monte Fuji y todos los pueblos que hay a sus pies.

La pagoda Chureito fue construida en el año 1963 como parte del santuario Arakura Sengen.

Allí nos instalamos, acompañados de un señor japonés entrado en años que nos cuenta que sube hasta allí cada día, haga frío o calor. Esperamos expectantes a que el cielo se despeje. Somos conscientes de que los meses de verano no son la mejor época para ver el Fuji, pero tenemos la esperanza de poder verlo mínimamente.

Panorámica del Monte Fuji

De pronto, el cielo se despeja y logramos ver la cima. Es cierto que, tal y como se puede ver en las fotografías, prácticamente no pudimos ver nada. Pero para nosotros fue una explosión de alegría haber podido ver parte del Monte Fuji desde la pagoda Chureito. Sin duda, un sueño cumplido que más pronto que tarde, volverá a repetirse (pero esta vez en los meses idóneos). Con la sensación de haber visto en directo parte de la historia de Japón, imprescindible para budistas y sintoístas, continuamos nuestro camino por los alrededores del monte.

En esta página web podréis ver en directo el monte Fuji desde todos los lugares cercanos. Os puede servir para organizar vuestra visita y saber si el día es propicio para su avistamiento.

De la pagoda Chureito al lago Kawaguchi: en bici por los pueblos del Monte Fuji

El día acababa de comenzar y decidimos continuar nuestra ruta en bici hasta el lago Kawaguchi. Durante el recorrido, decidimos pararnos en un pequeño supermercado situado justo al lado de la carretera. Allí compramos algo para desayunar y salimos al exterior del supermercado para sentarnos en los bancos de madera. Junto a nosotros, había una japonesa que también estaba desayunando. De pronto, se giró hacia nuestro lado y nos preguntó con una sonrisa: “¿sois españoles? Yo estoy estudiando español”.

Lago Kawaguchi, cerca del Monte Fuji

Kyoko, su nombre, resultó ser una famosa ilustradora de dibujos infantiles japonesa. Estuvimos charlando en castellano/inglés/japonés (una mezcla muy interesante) casi una hora sobre España, sobre Japón y sobre nuestro próximo destino: Tokio. Para nuestra sorpresa, nos pasó su número de teléfono y nos invitó a quedar con ella y sus amigos en Tokyo, donde nos enseñaría uno de los barrios de moda de la ciudad. Sin duda, ¡conocerla fue una de las mejores experiencias de todo el viaje!

Excursión de 1 día por el Monte Fuji

Después de esa bonita anécdota, seguimos nuestro camino hasta el lago Kawaguchi, desde donde disfrutamos una perspectiva diferente del Monte Fuji. A diferencia de las vistas de la pagoda Chureito, desde los pueblos del lago el Fuji se ve todavía más enorme – siempre y cuando el tiempo lo permita, claro -. Las vistas son distintas a las de la pagoda Chureito porque desde la zona del lago uno se encuentra sobre el nivel del mar, y por lo tanto necesita alzar la cabeza hasta llegar a tocar con su vista la cima de la montaña.

Si te está gustando el artículo, dale 5 estrellas de puntuación cuando llegues al final del post. ¡Te lo agradeceremos!

Nuestra ruta nos llevó hasta el Kawaguhiko Natural Living Center, un lugar precioso con inmejorables vistas al Monte Fuji donde se puede degustar un delicioso helado de arándonos o probar la mermelada de arándonos que hacen los locales. El lugar está rodeado de jardines y resulta precioso si el día acompaña. Sin duda, una buena forma de dar por terminada la ruta de un día que habíamos iniciado horas antes desde nuestro alojamiento.

El recorrido que hicimos en bici nos gustó muchísimo y se lo recomendamos a todo el mundo que tenga la oportunidad. Es cierto que las nubes nos impidieron ver con nitidez el monte Fuji, tanto desde Chureito como desde el lago, pero la verdad es que mereció mucho la pena.

Excursión de 1 día hasta el lago Kawaguchi

Para terminar, queremos animarte a que te unas a nuestra newsletter dejando tu correo electrónica en el siguiente formulario. La recibirás la última semana de cada mes y en ella encontrarás los mejores artículos viajeros que hayamos escrito:

¡Suscríbete al blog!
Únete a nuestra comunidad y recibe los mejores consejos y artículos para viajar por libre cada mes

El Monte Fuji: un deseo viajero hecho realidad
4.9 (98.57%) 14 votes

Leave a Reply

Sé el primero en comentar

avatar