Galway, una ciudad nacida del mar

La ciudad de Galway resultó ser una grata sorpresa para nosotros, uno de esos destinos que decidimos marcar como importante durante la preparación de nuestro viaje por Irlanda en coche casi por casualidad. Los lugares que ver en Galway no destacan por su majestuosidad, pero sí que podemos afirmar algo con total rotundidad: Galway es el paradigma de ciudad irlandesa por excelencia, en la que se mezclan el ambiente marítimo, la pesca y los pubs de una forma natural y sencilla.

Galway, además, es ideal para alojarse antes de visitar los Acantilados de Moher, ya que la distancia que hay que recorrer en coche no supera la hora y media de trayecto. También es un buen enclave si tenemos la intención de visitar algunos de los lugares más importantes que hay que ver en Galway y alrededores, como por ejemplo Connemara – con su fantástica Abadía de Kylemore – o las islas de Aran, donde el gaélico aún forma parte del día a día de la vida de esas tierras.

En este artículo encontraréis información acerca de los lugares que ver en Galway en uno o dos días y las joyas naturales que se pueden visitar fácilmente desde esta bonita ciudad. ¿Comenzamos?

Lugares que ver en Galway, la ciudad al oeste de Irlanda

Llegamos a Galway desde Dublín, en una ruta por Irlanda que hacía mucho que veníamos planeando. Escogimos alojarnos en Galway porque es la ciudad más importante del oeste de Irlanda y tiene cerca joyas naturales tan importantes como Cliffs of Moher, Connemara (con su fantástica Abadía de Kylemore) o las islas de Aran.

Para quien pueda interesarle, nos alojamos en el College Crest House, una bonita Guest House que se encontraba a menos de diez minutos de la Eyre Square, de la playa y de la bahía de Galway.

Lugares que ver en Galway: catedral San Nicolás

 Catedral católica de San Nicolás

Tal y como os comentaremos un poco más adelante, en Galway tenéis que ver dos catedrales que reciben el mismo nombre – San Nicolás – pero con una sola diferencia: una es católica y la otra protestante. Cruzando el río Corrib os encontraréis con la primera de ellas, la que pertenece al credo católico. JF Kennedy tiene una especial vinculación con la ciudad de Galway por sus orígenes familiares, de ahí que participase activamente en la recaudación de fondos entre los emigrantes irlandeses en EEUU para financiar su construcción, que finalizaría en el año 1965.

El expresidente estadounidense visitó Irlanda y la ciudad de Galway en el año 1963, aunque los detalles de esta visita os los explicamos cuando hablemos sobre el lugar en el que dio uno de sus discursos más recordados: la Eyre Square.

Eyre Square

Visitamos la ciudad en Navidades, por eso la Eyre Square – la plaza principal de la ciudad – estaba repleta de puestecitos de comida típicos en los que se vendían salchichas, hamburguesas y todo tipo de adornos decorativos para los árboles de Navidad. Esta plaza es uno de los lugares que hay que ver en Galway, ya que en ella se concentra gran parte de la vida de la ciudad.

Eyre Square: que ver en Galway

El jardín que encontraréis en esta coqueta plaza está dedicado al expresidente de los EEUU, John F. Kennedy, quien visitó la ciudad de Galway cuando realizó una pequeña gira por Irlanda en el año 1963, la tierra de sus antepasados. Dicen que desde esa plaza pronunció las siguientes palabras: “si os acercáis a la bahía en un día despejado y afináis la vista, podréis ver Boston, en Massachusetts“.

Desde aquí se puede acceder a algunos de los puntos más interesantes de Galway, como por ejemplo la avenida principal (conocida como Shop Street), el Antiguo Puerto o el Spanish Arch, que conmemora la gran relación que existió antaño – y que aún sigue estando presente – entre España y esta bonita ciudad irlandesa.

Shop Street

Shop Street, que ver en Galway en 2 días

Otro de los lugares que ver en Galway es la Shop Street, que como ya hemos mencionado anteriormente, tiene el honor de ser la avenida principal de la ciudad. A lo largo de nuestra estancia en Galway, la recorrimos varias veces en un sentido y al contrario (el inicio de la calle, que comienza en la Eyre Square, recibe el nombre de William Street). Como su nombre indica, aquí podréis encontrar muchas tiendas e incluso un centro comercial.

Pero si algo llama verdaderamente la atención de esta avenida es la escultura del famoso escritor irlandés Oscar Wilde, en la que aparece sentado en un banco junto a Eduard Vilde. Entre ambas esculturas hay espacio suficiente como para sentarse y entrometerse en la que, por lo que parece, es una conversación muy interesante acerca de las maravillas que ver en Galway. La escultura fue un regalo de la ciudad estonia de Tartu, en honor de ambos escritores.

Escultura de Oscar Wilde y Eduard Vilde en Galway, que ver

También hay que ver otro de los sitios que, a priori, pasan desapercibidos en Galway. Se trata del edificio medieval Lynch Castle, que hoy en día alberga una sede bancaria. Podréis encontrar este singular edificio un poco más adelante de la escultura de Oscar Wilde y Eduard Vilde en Galway. ¡Estad con los ojos bien abiertos!

Además, la Shop Street ofrece una gran variedad de restaurantes en los que poder degustar el marisco, el ingrediente estrella para cualquier menú irlandés que se precie. Al pasear por esta animada avenida, deberéis estar muy atentos, ya que os encontraréis casi de bruces con uno de los sitios que ver en Galway que no se obviar en cualquier lista de imprescindibles: estamos hablando de la St Nicholas Collegiate Church.

Catedral protestante de San Nicolás

Se trata de una de las dos catedrales que tiene Galway en sus dominios, con la peculiaridad de que ambas profesan credos muy diferentes. La que encontraréis escondida en la Shop Street es protestante, y se puede acceder a ella desde un pequeño callejón que da a uno de los laterales. Data del siglo XIV y una de las peculiaridades de esta catedral, muy del estilo norteño, es que la torre tiene relojes solo a tres lados de la ciudad. El cuarto lado está desprotegido porque apunta a la zona donde antiguamente se asentaba el barrio pobre de la ciudad, en un claro acto de desprecio hacia los habitantes de esas zonas.

Que ver en Galway: Spanish Arch y Latin Quarter

Spanish Arch y el Latin Quarter

El Latin Quarter es uno de los lugares imprescindibles que ver en Galway, especialmente por la noche. Aquí se concentran gran parte de los pubs de la ciudad, una zona en la que existe un gran ambiente nocturno en el que poder tomarse una buena pinta acompañado de música en directo.

Además, al final de Shop Street y de la zona de Latin Quarter nos encontraremos con el Spanish Arch de Galway, que se añadió a la antigua muralla normanda que protegía a la ciudad y que está localizado en la desembocadura del río Corrib. Visualmente no impresiona nada, pero el hecho de que sea uno de los pocos restos que quedan de la muralla medieval lo hace especial.

Bahía de Galway

Es uno de los sitios más bonitos que ver en Galway, ya que está alejado de la zona más “turística” – teniendo en cuenta que Galway es una ciudad pequeña y tranquila – y se puede disfrutar de un bonito paseo alrededor de la bahía. Nosotros guardamos un recuerdo fenomenal de la bahía, ya que durante nuestro primer día aquí fuimos testigos de uno de los amaneceres más bonitos que hemos visto nunca. En el artículo que os dejamos enlazado podréis comprobarlo de primera mano.

Amanecer de fuego en Galway, Irlanda

Si os preguntáis cómo ir de Galway a las islas de Aran, debéis saber que desde la bahía de Galway salen diariamente algunos ferrys en dirección a estas bonitas islas. Nosotros no tuvimos tiempo de visitarlas, ya que tuvimos que elegir entre Aran y los Acantilados de Moher. Como es obvio, nos decantamos por esta última opción y no nos arrepentimos.

En nuestro artículo sobre Cliffs of Moher, historia y curiosidades podréis encontrar un montón de información útil acerca de esta maravilla natural.

Cómo llegar de Galway a Cliffs of Moher

Cómo llegar de Galway a los Acantilados de Moher

Llegar hasta los Cliffs of Moher desde Galway no resulta complicado, sobre todo si se cuenta con un coche para realizar el trayecto. Nosotros así lo hicimos, y tardamos aproximadamente 1 hora y media siguiendo las sendas estrechas y llenas de curvas de la N67, una carretera secundaria que circula por la costa y luego continúa por el interior de Irlanda hasta llegar a Doolin.

También podéis viajar desde Galway hasta Cliffs of Moher mediante transporte público. Una de las opciones es coger el bus 51 en Eyre Square hasta Ennis Bus Station. De ahí deberéis hacer transbordo al bus número 350, en el que tendréis que bajaros en la parada County Clare, Cliffs of Moher.

Podéis encontrar rutas más específicas utilizando Google Maps, ya que podréis geolocalizar vuestra situación e incluso poner la hora de salida.

Pero además de todo lo que se puede ver entre sus calles, en Galway hay muchas cosas que hacer. Por ejemplo, podemos aprovechar para ver una carrera de galgos, de caballos o comprobar de primera mano en qué consiste eso que llaman por aquí fútbol gaélico.

Por cierto, si te ha gustado este artículo, te invitamos a que te suscribas a nuestra newsletter. Recibirás un correo con los mejores artículos para viajar por libre el último lunes de cada mes:

¡Suscríbete al blog!
Únete a nuestra comunidad y recibe los mejores consejos y artículos para viajar por libre cada mes

Galway, una ciudad nacida del mar
5 (100%) 8 votes
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Leave a Reply

Sé el primero en comentar

avatar
wpDiscuz