Costa Esmeralda, la joya de Cerdeña

Cerdeña esconde innumerables paisajes que todo el mundo debería de ver al menos una vez en la vida. Pero si hay un lugar de la isla italiana que concentra mayores postales por metro cuadrado, ese es Costa Esmeralda y sus 10 lugares que no puedes perderte. Resulta extraño observar como el coqueto aeropuerto de Alghero, tan pequeño y tranquilo, esconde tras sus puertas un paraíso veraniego. Si algún viajero piensa en recorrer la isla en coche, Alghero-Fertilia (el nombre del aeropuerto) es el lugar indicado para iniciar el viaje. Porque, a diferencia de otros aeropuertos, este se caracteriza por tener más oficinas de compañías de autonoleggio (alquiler de coches en italiano) que restaurantes.

Alghero

Puesta de Sol con vistas a la catedral de Alghero

Desde Alghero, una bonita ciudad mediterránea faro de la costa noroeste de Cerdeña, se puede recorrer toda el litoral norte. Aunque siempre después de haber visitado las preciosas callejuelas con aroma catalán de otro tiempo que perduran en el casco antiguo de la ciudad, recogidas tras su muralla. Es pequeña, pero la Balçaruneta, como la conocen sus habitantes, esconde bonitos rincones desde donde poder tomar un refresco mirando al mar o compartir un momento de amor clandestino. Antes de partir, por su puesto, el viajero no puede perderse la puesta de sol desde uno de los tejados de la ciudad. Desde ahí arriba, el sol anaranjado tiñe del negro de las sombras la ciudad, y en especial la de las torres que la custodian: la catedral de Santa María, la Iglesia de Sant Francesc y la de Sant Miquel, inconfundible por su bóveda coloreada en forma de cenefa.

Alguer cúpulaa

Cúpula de la Iglesia de San Miguel

Desde Alguer podemos iniciar una ruta en coche igual de pesada que de preciosa, porque atraviesa todo el litoral norte de pueblo a pueblo. Es la opción que nos brinda la SP90, y desde donde podremos observar a través del calor del asfalto las magníficas joyas que esconde el norte de Cerdeña. Una de ellas es la playa de La Pelosa, anclada en una pequeña península situada en Stintino, en la zona noroeste, y que está gobernada por la famosa pero no menos sugerente Torre de La Pelosa. Toda la costa de Stintino está bañada por aguas cristalinas y de color esmeralda que cambian de aspecto según la flora marina que habite en ellas. Es imprescindible para todo buen viajero-turista realizarse una fotografía con la Torre Pelosa al fondo, digna de ser expuesta en cualquier pared de recuerdo. Pero si se quiere un recuerdo de verdad, lo ideal es bucear con tubo por las aguas que bañan la costa hasta llegar al islote donde resiste al paso del tiempo la famosa torre. Allí, se puede disfrutar de una nueva perspectiva de la zona y deleitarse con los acantilados que dan inicio a la península. Todo ello después de haberse tumbado mirando al cielo en la solitaria costa del islote.

Capo Coda Cavallo

Capo Coda Cavallo

Pero decir Costa Esmeralda no es sólo decir playas, que hay muchas y espectaculares – como la de Vena Longa, Cannigione o Capo Costa da Cavallo – sino que también es sinónimo de gastronomía y vida plácida. La gente que tiene el privilegio de amanecer diariamente en la isla se caracteriza por su hospitalidad y sencillez. También por su buen gusto a la hora de comer. El queso de oveja, los embutidos y los frutos del mar son la sal de esta gente, que cuida como nadie los secretos de su isla.
Y para finalizar, después de haber olvidado los entresijos inútiles de la vida rutinaria entre sus cristalinas aguas, ningún viajero puede perderse la visita a la Gruta de Neptuno. Descender allí es como volver al origen de los tiempos. Estalacmitas, estalagtitas e infinidad de erosiones dibujadas por el oleaje y el viento brindan al visitante una sensación única: la de saber que por muchos siglos que pasen, Cerdeña seguirá en el corazón del Mediterráneo dispuesta a ofrecer todos sus encantos a quien lo desee.

Costa Esmeralda, la joya de Cerdeña
5 (100%) 1 vote
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Leave a Reply

Sé el primero en comentar

avatar
wpDiscuz